Relato Gay: Con el Sacerdote de mi Pueblo

Esto es algo real, algo que ocurrió en mi vida y q todavía continúa; ya llevamos ocho años.

Hola me llamo Juan soy de Ecuador, esto ocurrio cuando tenia 21 años, soy alto de 1,83cm blanco y de complexion gruesa, hoy en día tengo 29 años, esto comenzo un día normal en el cual acompañe a una de mis primas que iva al despacho parroquial para hablar con el sacerdote que por cierto era nuevo en el pueblo ya que el sacerdote anterior ya por motivos de salud y edad no podía mas con el cargo, bueno tocamos el timbre y de pronto habré la puerta un hombre como de 1,80 cm, blanco y de buen físico como de 40 años, quede impactado estaba buenísimo tenía un paquete pronunciado de pronto nos saludo y estrechamos las manos fuerte, mi prima empezó hablar con el y quedo en entregarle un pendiente.

Transcurrió como 7 días y mi prima me llamo por teléfono que había dejado una carpeta donde mi tía para que se la entregará al sacerdote ya que ella no podía entregarla porque había salido de viaje, bueno llegue al despacho toque el timbre y salió el sacerdote muy alegre el recordó mi nombre, de pronto entablamos una conversación y me invito para ir a un retiro al cual yo le dije que si.

Llego el día del retiro y solo los dos acudimos al llamado, era solo por ese día, salimos a las 2 de la madrugada y llegamos a las 6:30 am era en otra ciudad, una vez que ingresamos tuve que quedarme solo por un rato ya que el sacerdote se iva a reunir con otros sacerdotes más, transcurrido un tiempo a todos nos avisaron que iva a ver una hora para las personas que querían confesarse y que Iván a estar a cargo de tres sacerdotes en distintos puntos del establecimiento donde era el retiro, dentro de esos tres sacerdotes se encontraba el padre Ramón (nombre ficticio para proteger la identidad del sacerdote) quien era el sacerdote con el que había asistido, me anime para confesarme con el y lo hice, me acerque y el en tono de broma me dijo vamos a ver que tan pecador eres? A lo cual yo le sonreí con picardía, y el dijo las siguientes palabras ave María purísima y yo respondí sin pecado consevido, me dijo que cuáles eran mis pecados y yo le respondí que haberme enamorado de alguien prohibido y me pregunto de quien y le dije de usted padre desde el primer día que lo vi me flecho y me atrevo a decircelo porque es en secreto de confesión, el me pregunto que si desde siempre me an gustado los hombre y le dije que no sabia en ciencia cierta porque cuando tenía 6 años fui violado muchas veces por el marido de una tía al cual lo odio con toda el alma por ser el causante de lo que me estaba pasando, ya que todos sabemos que el ser gay nos es fácil puesto a que son discriminados y rechazados por la sociedad, le dije que me había masturbado como tres veces pensando en el, me dijo que rezara mucho y que ya no siga pensando en esas cosas y que contará con el porque el seguiría siendo mi amigo y no iva a ver rechazo por parte de el.

Bueno transcurrió el tiempo y termino el retiro ya nos embarcamos al carro y veníamos de regreso a lo que el me dijo que tenía una casa en la playa y si le gustaría desviarnos para pasar un día aya y que llamaría a su secretaria para anunciarle que el llegaría al siguiente día en la noche, yo llame a mi casa y le comunique a mis padres que llegaba al día siguiente y como ellos no me piden explicación no pasaba nada, ya en en trayecto del viaje el padre Ramón volvió a tomarme el tema del secreto de confesión que le había dicho y me pregunto si aparte del marido de mi tía que había violado yo había tenido otras relaciones sexuales a lo cual yo me sorprendí por la pregunta, y le dije que no, eso solo ocurrió en mi infancia que fue un episodio triste y que ya lo estaba superando, de pronto siento que pone su mano en mi pierna y me la soba y me dijo que ya eso iva a cambiar, la verdad que tuve una elrección la cual el noto y me dijo oh dios ya estas q revientas se te esta levantado un pequeño amigo y sin mas ni menos me lo toco en son de juego y le dije que cuidado que mi amigo se levanta y no responde y el se comenzó a reír, ya íbamos llegando a la playa y ya estaba oscuro de pronto siento que el toma mi mano la agarra fuerte yo lo quedo mirando y me dio un beso de esos que quieren comerte todo, yo le correspondí y llegamos a la casa de el, tuvimos que esperar como 5 minutos para que el guardia le entregará las llaves, una vez adentro nos dimos la rienda suelta, comenzamos a besarnos el me quito la camisa y yo la de el, nos besábamos todo hasta que empece a desabotonarle el pantalón y sentía un mástil grueso le quite el pantalón y empece a olerlo y a restregar mi cara por encima de su bóxer, que rico se sentía, el con sus dos manos me toco la cara me subió y me dio otro delicioso beso y empezó a quitarme el pantalón junto con el bóxer cuando el se sorprendió porque salió ahí mi rica verga que mide 19 cm gruesa y de una se la metió a la boca me chupo como un niño cuando chupa una paleta, que rico que estaba, lo agarre de la cabeza y nos acoplamos al mismo ritmo, para mi el ya tenía experiencia se la traga a toda

El se quitó el bóxer y comenzamos un delicioso 69 estuvimos así unos 15 minutos y yo en ese tiempo le estuve introduciendo mis dedos en su rico culo redondo bien paradito hasta que el dijo que no aguantaba mas que quería que se la metiera y yo ni corto y ni perezoso le conteste que ya, me coloque un condon y que pasáramos a la cocina que siempre lo quería hacer ahí, el me tomo del pene y nos fuimos hasta la cocina , el se inclinó hacia el mesón alzando una pierna y yo comencé a ponerle lubricante a mi pene y al culito de mi curita ahí empecé a meterle la puntita se lo hice con tanta delicadeza que el solo gimió suave y me dijo métela toda y eso fue lo que hice y comenzamos con el ritmo del mete y saca y se escuchaba el choque de mis bolas con el culito rico de mi sacerdote, el me pedía que más rápido que le metiera si es posible las pelotas a lo que yo prosedí a voltearlo y subirme al mesón y comérmelo patitas al hombro, le daba duro hasta que sentía que me venia y le dije y el me dijo quítate el condon y lléname el culo de leche y yo hice lo que el me pidió termine llenándole el culo de leche acabe recostándome en el pecho de el y dándonos un largo beso, yo le dije que el no había acabado y me dijo que esperará que esto iva a continuar, pasamos al baño a ducharnos y el con mucho cariño me lavaba mi pene tanto que volvió a reaccionar y me dijo que tenía que esperar que me tenía una sorpresa, salimos del baño y nos dijimos a la cama nos abrazamos y me dijo que lo esperara ahí un momento, transcurrieron unos 5 minutos y cuando el entro al cuarto vestido de sacerdote y me dijo que venia a ser pagar mis penitencias, me hizo arrodillar frente a el y abrió la sotana y saco su pene erecto y me dijo chupalo por pecador yo lo hice, me volví a poner a millón porque era algo rico lo que estaba sucediendo, se lo mame unos diez minutos y me hizo acostarme en la cama, me dio un rico beso negro, sentí cuando metió un dedo, luego dos y ya cuando eran los tres me dolía un poco me daba unos ricos lengüetazos que me hacían erizar todo el cuerpo, luego siento cuando mete la cabeza del pene y me dolió ya que el tenía una verga grande también como de 20cm y de ahí la metió lentamente me hizo gritar de placer sentía que me estaban partiendo el alma, pero a la misma ves un gran placer

Empezó con el mete y saca y me hizo lo mismo que yo le hice solo que el estaba con el traje, y eso era lo que me prendía mas, luego me aviso que se venia y le dije que se viniera dentro de mi culo también y de pronto sin ti como se regaba un liquido caliente dentro de mi y una palpitación riquísima, yo me masturbe y termine retándole mi semen en la boca de el, algo que fue riquísimo, el se desvistió quedamos tan cansados que ni comimos nos quedamos dormidos ahí desnudos y abrazados, al amanecer el ya se había levantado a comprar comida, cuando sentí que me llaman y me levanto y el venia con un delantal y desnudo y me dijo que me levantara para desayunar

El se volteó para salir del cuarto y que rico se le veía ese culo redondito tanto que me puse a mil y se me ocurrió una idea fui hasta la cocina lo abrace de espalda ahí desnudo como yo estaba, pasamos a desayunar y yo le dije que espere ahí sentado que le tenía un postre fui a la cocina y coloque mi pene erecto encima del plato y lo lleve hasta la mesa y me dijo que el es bien goloso y que ese postre se lo iva a comer todo y que volvería a repetir, ahí lo hicimos dos veces mas y todo el día pasamos desnudos hasta que llego la hora de partir, llegamos al pueblo y nos despedimos con un fuerte beso y abrazo escondidos y de ahí en adelante lo hemos hecho muchas veces hasta en los vestidores dentro de la iglesia y somos grandes amantes.

ESPERO LES HAYA GUSTADO MI RELATO, DEJEN SUS COMENTARIOS…………. ESPERANDO SEAN BUENOS PORQUE ES LA PRIMERA VEZ QUE HAGO UN RELATO.

Historia narrada y publicada en SexoSinTabues
Shares

-



2 Comentarios

  1. mas que calentarme se me cayeron los ojos con este relato mal redactado y horrores ortograficos. Deja la pija y agarra los libros urgente

  2. JAJAJA….Bruno, una genialidad lo tuyo.
    Igual sentimiento tuve yo.

    Saludos.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *