RELATOS GAY: Mi novio se cogía a su hermano mientras andaba conmigo

No creía lo que veía, mi novio, la persona que más amaba metiéndole la verga hasta el fondo a su hermano.

Fue en verano del 2016, yo tenía 14 años en ese entonces, fue un día común de julio, yo estaba por hacer mi confirmación y aquel día fui temprano a la iglesia para confesarme antes de la ceremonia que era días después.

Llegue y el padre aun no comenzaba a confesar por lo que me fui a sentar a una de las jardineras que había ahí en la iglesia, en ese entonces era un poco serio y no hablaba más que solamente con mi grupo de amigos y como ellos no estaban ahí pues estaba solo, en eso mi prima que también iba a hacer su confirmación llega y se sienta a mi lado, comenzamos a platicar y ahí fue cuando lo vi dirigiéndose a la iglesia, era guapísimo y al instante me enamore, no sé cómo, pero así fue, sentía que éramos almas gemelas.

Tan bobo me quede por el que no note que atrás venia su hermano que era de mi edad y también estaba guapo, pero su hermano era el que más me gustaba. Yo en ese entonces me consideraba lindo, tenía un bonito cuerpo y una carita muy angelical y mi apariencia inocente me ayudaban bastante. Seguí viendo como los hermanos entraban a la iglesia, ahí salí de mi shock y en mí se activó un instinto acosador de querer saber de ese chico, quería su nombre, su edad, quería saber todo sobre el así que le pregunte a mi prima si los conocía, pero ella dijo que no.

Para ese momento la devoción que tenía por ir a confesarme se había esfumado por completo, lo único que había en mi era deseo y una profunda obsesión por aquel chico. en fin ese día logre obtener de quien era hijo, su nombre y que tenía 17 años, gracias a una amiga que los conocía y por la que gracias a ella llegue a hablar con ellos, también supe que venía de estados unidos y yo pensé «de aquí soy» es guapo con papeles para el norte que más puedo pedir.

Total días después de las confirmaciones yo ya no había visto al chico desde ese día de la ceremonia y sentía que me moría sin verlo y a pesar de que yo sabía dónde vivía no fui capaz de llegar a tales extremos para verlo, fui débil.

Pero un día decidí ir a la plaza que queda al lado de la iglesia con una amiga y vaya sorpresa ahí estaban los dos hermanos sentados en una jardinera, no sé qué me paso en ese momento que literal me lance a ellos, comencé a hacerle platica al chico que me gustaba, no sé si se me notaba que estaba muy encimoso con él, que su hermano me miraba extraño, después comprendí porque.

El chico y yo terminamos cayéndonos muy bien aunque él era muy serio y yo parecía cotorro, ya no quedaba nada de aquel niño serio que era hacia menos de una semana, seguimos saliendo todos los días, con su hermano siempre con nosotros, el casi nunca hablaba más bien solo hacia acto de presencia, después de dos semanas no aguante más y me le declare y por fin después de hacerse mucho del rogar termino aceptando ser mi novio, ahora salíamos más y todo era perfecto pero siempre, siempre en cada cita que teníamos su hermano estaba con él, eran inseparables a tal punto que la situación comenzó a fastidiarme y hubo cosas que me hicieron sentir así, como cuando tomaba la mano de mi novio su hermano me miraba como con celos, incluso note ciertas miradas que ellos se daban, se hacían cumplidos, pero lo que si me parecía raro era que siempre se hablaban de hermanito esto, hermanito lo otro, que si su hermanito quería ir a cierto lugar cuando a mí ya me había prometido que me llevaría a no sé dónde íbamos a donde su hermanito quería ir.

Trate de no quejarme, de no decirle nada, porque mi madre siempre me había dicho que un novio debía de ser callado y sumiso ante su hombre y eso hice, hasta que me arte un día que yo había preparado solo para él y yo, había comprado botana, refrescos y tenía preparada una película «el diario de una pasión» la típica película que cualquier pareja de novios vería lo cite en mi casa y fui bastante claro al decirle que viniera solo, pero no, el llego con su hermanito el pegoste y una vez mas no dije nada, los deje pasar a mi casa, no fuimos a mi cuarto y ahí ellos se acostaron en mi cama dejándome sin espacio y tuve que sentarme en un sillón que ahí tenia, comenzaron a comer todo lo que yo había preparado y al momento de poner la película mi cuñado dijo estas palabras «oh mira te acuerdas cuando vimos esa película» y mi novio le contesto «mmm si está bien bonita esa película hermanito» se lo decían como si de dos enamorados se tratara.

La velada transcurrió y yo estaba triste se suponía que esa noche debía ser solo para él y yo, pero quede olvidado viendo aquella película y bebiendo un vaso de refresco mientras mi novio y su hermano reían y platicaban.

Al finalizar todo mi novio me dijo que ya se tenía que ir «porque su hermanito tenia sueño» eso me enojo tanto y explote le dije que porque siempre tenía que traerlo a todos lados, que me hartaba que desde nos habíamos hecho novios no habíamos estado ni un momento a solas, no sé qué creí en ese momento que pensé que se disculparía y me abrazaría y esas cosas absurdas y no, no lo hizo más bien me grito groserías afuera de mi casa y me dijo que como podía expresarme así de su hermano, que como creía yo que me preferiría a mi antes que a su hermano y sus palabras me dolieron, pero luego cambie a coraje cuando vi que su hermano me miraba como burlándose en mi cara, no soporte más y le dije que se fuera y eso hizo se fue, se subió a la camioneta con su hermano y se fueron.

Estaba destrozado mi primer novio me terminaba, no era bonito para mi pasar por mi primera ruptura amorosa y era muy tonto en ese entonces, tan tonto que la noche siguiente fui a buscarlo a su casa y estaba más que dispuesto a pedirle perdón a él y a su hermano así de pendejo estaba y jajaja.

Me acerque a la casa que estaba en un terreno donde solo había hierva y arboles las demás casas estaban más alejadas, vi todo apagado supuse que ya estarían todos dormidos, pero solo eran la 8 de la noche, note que la camioneta de sus padres no estaba y la de él sí, toque la puerta y nadie me abrió, fui a la parte trasera y ahí subí por la barda. Juro que en verdad no se en que estaba pensando que hice todo eso, era como si el destino me quisiera hacer ver la realidad que yo me negaba a aceptar así tipo «amiga date cuenta». en fin logre entrar a la casa de alguna forma, mi plan era ir con mi ex que yo creía ya estaba dormido y por eso no me había abierto, me dirigí hasta la habitación de mi ex que estaba en el segundo piso, trate de no hacer ruido al subir las escaleras y al llegar arriba vi que la puerta de la habitación estaba abierta y la luz estaba encendida, me acerque un poco más pero unos ruidos extraños me hicieron detenerme en seco, agudice mi oído y caí en cuenta de que eran gemidos, aun en shock me fui acercando a la puerta poco a poco y con cuidado me asome a para ver de qué se trataba y no creía lo que veía.

Veía a mi novio, a la persona que yo amaba de espaldas penetrando a alguien que no alcanzaba a distinguir, mi ex gemía y seguía moviendo sus caderas, casi podía escuchar el sonido de sus pelotas chocar contra las nalgas de aquella persona, de pronto cambiaron de posición y pude ver que la otra persona se trataba de su hermano, todo en mi hizo corto circuito, me quede ahí sin decir ni hacer nada y con lágrimas en los ojos veía todo lo que ocurría.

Vi como la cabeza del pene de mi novio se perdía entre el abierto ano de su hermano y volvió a meterlo y a sacarlo provocando que los dos gimieran fuerte, luego los dos se besaron, era un beso sucio, desde mi lugar veía sus lenguas tocarse y sentía celos, me sentía… mal, volví a fijarme que mi novio chocaba sus caderas y su verga empapada en sus fluidos salía y entraba en el ano de su hermano, «bebe, me vas a sacar toda la leche» decía mi novio «si hermanito dámela toda» le contestaba su hermano, así estuvieron unos minutos más abrazados, besándose, diciéndose cosas bonitas y cogiendo claramente hasta que la voz de mi novio hizo presencia «ahí te va toda mi leche hermanito» dijo y escuche como gruñía y enterró toda su verga en su hermano que gemía como niña enamorada, mi novio salió de él haciendo plop cuando la saco, puso a su hermano en 4 y abrió sus nalgas «puja hermanito» y de su culo comenzó a chorrear todo el semen de mi novio que rápidamente se acercó y con su lengua comenzó chupar su culo saboreando su propia leche, después de esto los dos se unieron en un beso compartiendo fluidos, se abrazaron y se quedaron dormidos.

Me fui de ahí, asqueado, pero con cierta excitación, y celoso muy celoso, de no ser yo quien pudiera estar en esa situación con él y mientras caminaba hacia mi casa en esa cálida noche comprendí que mi forma de actuar no era la correcta, pero la de él tampoco, haberme usado, haberme mentido, tener una relación con su hermano no es bien visto aquí en mi pueblo, pero a fin de cuentas es su vida y yo solo fui un pasatiempo para los dos hermanos.

después de esa noche ya no volví a hablar con él ni contactarlo, ellos se fueron de nuevo a estados unidos, y un año después los volví a ver, yo estaba con una señora platicando y ahí fue cuando los vi saliendo de la casa de al lado sonrientes y más guapos yo me voltee para que no me vieran pero sé que ellos se dieron cuenta de que yo estaba ahí, yo después de ellos me volví alguien más sensual, invertí en mi apariencia y me volví un chico mucho más lindo de lo que era y comencé a utilizar a los hombres a mi antojo.

Actualmente en 2020 espero volver a ver a aquellos dos hermanos y ya es junio, pero con el corona virus no sé si vengan este año, pero no importa yo lo esperare y esta vez haré las cosas bien y quien sabe tal vez me una a ellos.

Gracias por leer mi relato nenes!

Autor: Xoxogg | Fuente: Relatos-Eroticos

1 Comentario

  1. Solo tengo una pregunta, es real ? Esto pasó, eso sí está de locos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *