RELATO GAY: Primo de mi Papá me veía bañandome y después …

Me llamo Fabricio, soy un chico blanco de 16 años, castaño, de 1.76 cm de altura, de complexión atlética, lampiño, pezones rosados, nalgón y con un pene de 17cm que espero que siga creciendo. Venezolano. El primo de mi padre llamado Carlos, es un hombre de 46 años, de unos 1.86 cm, calvo, un poco moreno, un poquito panzón y de los llanos, un macho puro.

Esto ocurrió hace como 8 meses, Carlos nos visitó por una semana, la semana que nunca olvidaré… personalmente soy bisexual y había tenido alguna que otra experiencia con algún amigo del bachillerato, como agarrones en los baños del liceo o alguna que otra chupadita. Pero el primo Carlos se ve que es un hombre muy conservador, tiene ese estilo de hombre dominante de la casa y muy macho y esas cosas, la verdad nunca imaginé que pasaría lo siguiente.

Era un sábado, mi hermano mayor practica fútbol, así que ese día tenía un partido al que no debía faltar, así que a las 7:00am de ese día se fue a Caracas con mis padres dejándonos al primo Carlos y a mí completamente solos. Recuerdo que me desperté por ahí a las 10:00am y llamé a mi mamá para saber si iba a llegar tarde y como lo imaginé, iban a llegar casi en la noche… me levanté de la cama y por costumbre me ducho después de levantarme y ese día no iba a ser la excepción, así que agarré la toalla y me fui a bañar.

Mi primo Carlos estaba en la habitación de las visitas (cabe recalcar que el baño que uso está justo al lado de este cuarto) luego yo había olvidado que mi primo estaba en la casa y pensé que se había ido al partido de mi hermano también, así que dejé la puerta entreabierta y me empecé a duchar, me sentí observado y me asusté un poco, volteé de una manera discreta cubriéndome la cara con las manos dejando al descubierto toda mi intimidad y claramente vi entre el espacio entre mis dedos a mi primo Carlos observándome desde el pequeño espacio de la puerta, me pareció extraño y a la vez muy morboso, y empecé a tener una leve erección y seguí lavándome con total normalidad, pero claro, a propósito me ponía de espaldas a lavar mis nalgas y mi ano solo para que él lo viera jejeje.

Después de todo me salí de la ducha a secarme y olvidé que no había llevado mi slip para colocármelo, pero solo me puse la toalla y caminé a mi cuarto, en eso me di cuenta que la puerta del cuarto de visitas estaba entreabierta, llegué a mi cuarto y me puse ropa normal para estar en la casa, una camiseta blanca de tirantes, un short gris que tenía un pequeño hueco en la parte trasera así que se podían ver un poco mis nalgas pero ese short es el más cómodo que tengo, supuse que mi primo me estaba viendo por pura curiosidad así que pensé que todo quedaría hasta allí, pero no pude estar más equivocado, bajé a la sala a comer algo y ahí estaba él, hablamos sobre alguna que otra cosa pero me fijé que me veía mucho los pectorales (no es por presumir ni nada, pero soy mucho de hacer ejercicio así que se me marcaban un poco los pezones en la camiseta) y entonces decidí subir y acostarme en mi cama, dejé la puerta de mi cuarto abierta para que entrara un poco de brisa y me acosté boca abajo para usar el celular, mi primo pasó por enfrente del cuarto y se me quedó observando por unos segundos, le dije que si quería ver una película en netflix y él accedió, todo transcurría normal, yo me puse boca abajo para ver la película y provocarlo un poco a ver qué pasaba jeje, y él se sentó en el borde de la cama así que él podía observar mis nalgas sin contar el hoyo del short que se podía ver mi slip blanco medio transparente… hacía mucho calor así que abrí las ventanas y me quité la camiseta y cuando lo hice casi se le sale la baba de la boca y me puse de nuevo en la posición que estaba, él se quitó su camisa y me dijo que todavía hacía demasiado calor por lo que se quitaría el short, yo le dije que estaba bien, luego me dijo que si quería que también lo hiciera y que no tuviera pena porque somos familia jajaja, lo hice sin problema y se me estaba marcando un pequeña erección, noté que él también tenía una, así que en ese momento le calculé un pene en estado flácido como de unos 15cm, yo me quité el slip enfrente de él con la excusa de que me gustaba estar así ya que al ser tan blanco necesito que me pegue la luz del sol para no enfermarme XD (aunque es cierto) la luz del sol del mediodía me pegaba justo en las nalgas, y puse mi pene casi erecto y mis bolitas en una posición para que cuando estuviera boca abajo se me puedan ver junto a mis nalguitas, él al verme así se quedó un poco impactado y se me estaba acercando cada ves más, me hice el dormido para ver que ocurría ya que la película estaba medio aburrida jeje, y cuando lo hice pasaron como 20 minutos y él empezó a tocar uno de mis testículos con un solo dedo, después a tocar los dos y me bajó el prepucio y empezó a masajear mi glande que ya estaba bastante mojado, y ya estaba con una tremenda erección, él empezó a masajear mis nalgas y mientras lo hacía decía entre murmullos “tremendo culito le salió al hijo del primo” y también dijo “con un ano tan rosadito y sin vello así, se me está poniendo bastante duro el guebo” sentí cómo me metió un dedo y después dos mientras se los escupía y yo seguía haciéndome el dormido jeje, él dijo de nuevo “tiene el sueño bastante pesado este carajito” eso me excitó mucho ya que nunca había tenido esa experiencia con alguien mayor, y que me hablara dando a entender que yo era menor me prendió mucho, después me abrió las piernas y me empezó a lamer el ano, yo procedí a despertarme y lo hice de una manera cómo de *que está pasando* y volteé y lo ví a él bien fajado chupándome el culo agarrándose el guebo, luego comencé a gemir porque la verdad lo hacía muy bien y me estaba gustando mucho, se detuvo y me dijo “mira carajito, esto no se lo digas a tu papá ni a nadie.

Me encantas desde que llegué porque te pusiste bien rico desde la última vez que te ví, y tus pezones y tu culito me vuelven loco” mientras me decía todo eso yo solo me mordía el labio sintiendo como de mi ano sentía gotas de saliva cayendo. Él se sacó el bicho y tenía tremendo guebote, una anaconda como de 23cm morena y con unas bolas negras que parecían unas trufas de chocolate de tamaño XL, se despegó de mi culo y me dijo que se lo mamara, mi pene de 17cm estaba echando pre-cum de una manera que jamás me había pasado, él se acostó en la cama y me dió metió dos dedos en la boca y me dió unas cachetas, eso me prendió demasiado, luego me besó y me metió la lengua hasta la garganta, me puse a mamarselo y comencé por sus bolas negras que tanto me gustaron, subí hacia el pene, lamí el glande para sacar ese líquido que sabía a miel, después me lo metí en la boca lo más profundo que pude, solo me podía meter máximo 12cm algo así, y él cómo todo macho dominante me agarró la cabeza y me presionó hasta que me lo tragué completo, sentí que me ahogaba y cómo mis ojos se ponían llorosos, pero haría todo por tener a ese macho feliz, así que cuando me despegué podía ver toda la saliva que había y él me metió 4 dedos en la boca y me escupió en la cara mientras me seguía cacheteando, se lo estuve mamando un buen rato, luego el se fué a buscar condones y yo me quedé metiéndome dedos para que mi culito se dilatara ya que aún era virgen en ese entonces y sabía que me iba a doler, él llegó y me puso en 4 y me volvió a lamer el culo que ya sentía su lengua moviéndose dentro de mí, me echó un poco de lubricante y empezó a meter su guebote lentamente, curiosamente no me dolió sino hasta que lo metió completo que sentí un impulso en mi culito, se lo dije y me dijo que eso era normal, estuvo dentro de mí hasta que las paredes de mi ano se acostumbraron a semejante monstruosidad, y después comenzamos en el mete y saca, me gustó muchísimo y empecé a gemir como gata en celo, él me tapaba la boca porque en serio estaba haciendo mucho ruido, y para que los vecinos no se enteraran, me dio unas cachetadas y me empezó a ahorcar, le dije que se quitara el condón porque quería sentir sus fluidos dentro de mí cuando acabara… me metió el guebo más o menos unos 15 minutos hasta que se vino y me dió las ultimas pero las más poderosas embestidas, y sé corrió dentro de mí y justo cuando él acabó yo también lo hice sin siquiera hacerme la paja… mi culo empezó a chorrear el semen y el enseguida se los comenzó a lamer, me lamió el abdomen donde estaba mi semen y nos besamos combinando nuestros fluidos en nuestras bocas, tomó una foto de mi ano de cómo me lo había dejado abierto que parecía que podía verme los pulmones jajaja.

Nos fuimos a bañar juntos y no pasó casi nada en la ducha más que unos besos y ya, estuvimos desnudos todo el día por la casa y repetimos varias veces el mismo día, resulta que mis padres se atrasaron y no podían bajar tan tarde de Caracas por lo que se quedaron allá hasta el día siguiente, dormimos juntos y desnudos abrazándonos mientras nuestros guebos se chocaban entre ellos, al día siguiente hicimos como que no había pasado nada hasta que él se fue, en esa semana solamente le hacía mamadas en lugares raros de la casa, algún que otro beso sin que nadie se enterara hasta que se fué, después vino el tema de la pandemia y no lo he podido ver más, pero seguro que cuando nos veamos de nuevo haremos muchas más cosas. Fue como perdí mi virginidad y me encantó.

Espero que les haya gustado el relato 😉



Autor: Fabricio Montalvan | Fuente: RelatosEroticos-Club

3 Comentarios

  1. Wow, o sea que fue reciente, qué rico, felicidades, y qué envidia jaja, yo tengo 18, pasivo y aún virgen.

  2. Jajaja si que envidia y reciente, uff ojalá el primo Carlos venga a mi casa, 14 pasivo jaja ? Alguien

  3. JAJAJAJAJA coño que me pasara igual o parecido xd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *